fbpx

En muchas ocasiones he hablado de la familia que nos ha tocado, de las personas tóxicas que tenemos en nuestro entorno, pero hoy quiero hablaros de esa familia que hemos creado o queremos crear. Esa pareja que te gustaría tener a tú lado o esa persona tan especial que tienes a tú lado.
Una de las cosas que no comparto de mis mentores es que no hablan de los hijos, esos maestros que tenemos que nos enseñan a tener paciencia, nos enseñan a querer incondicionalmente… hay otros que insinúan que el camino perfecto es tener la pareja y los hijos una vez te hayas realizado como persona o económicamente.
Los hijos forman parte de ese crecimiento personal, el amor también, ese crecimiento que te hace tener un hijo, no te lo puede dar otra persona, ni tus sobrinos, ni los hijos de tus amigos.
Soy una mujer que a los 19 años fui madre y el crecimiento lo empecé a hacer con mi hijo, el amor lo encontré estando al lado de mi pequeño.
Si que es verdad que soy de las personas que dicen que a parte de ser madre soy mujer y persona, que mi propósito de vida no es estar en casa encargándome solo de mis hijos, si solo me dedicara a cuerpo y alma a ellos no podría crecer como persona al 100%, y también es verdad que quizá no es tan sencillo el camino o el proceso de conseguir todo lo que quieras, pero …

¿ Cuándo es sencillo el proceso?

Si que es verdad que puede costar más compaginar todo, pero no tiene precio conseguir tus logros y poder compartirlo con esas personas que forman parte de ti. Enseñarles que se puede cambiar, que el proceso puede ser largo y ver las recompensas que tienes una vez lo consigas.

Si eres madre o padre, te has encontrado en momentos malos y estas empezando ese proceso de cambios, puede resultar algo complicado compaginar todos los aspectos de tu vida, laboral, personal y familiar, pero no es imposible y puedes llegar más lejos, simplemente por el apoyo que te pueden dar esas personas que forman tu núcleo familiar, esas personas que has elegido tener a tú lado.
La compañía y el empuje que pueden ofrecerte en los momentos de retroceso y de “bajones” es única. Solo tienes que mirar a esos niños a los que estas dando ejemplo y sobre todo a los que has contribuido a darles la vida, junto a las herencias de cambio que les vas a dejar.

Siempre se pueden disfrutar de los buenos momentos con la familia, ver sus progresos a la vez que tú tienes los tuyos. Siempre puedes compaginar todos los aspectos de su vida, porqué se puede tener todo. La vida se basa en la compensación, buscar el momento para todo. ¿Vas a perder un momento de risas en familia?

Dejo que recapacites, que valores y que decidas.

Soraya Reyes Perez

Puedes conseguir Lo que tus ojos no ven en Amazon

Antes de empezar, quiero presentarme.

Soy Soraya Reyes, autora de LO QUE TUS OJOS NO VEN. Este libro surgió por la necesidad de ayudar a los demás de la misma manera que me hubiera gustado ser ayudada. He leído mil libros de crecimiento personal, pero creo en todos me faltaba la cercanía del escritor o escritora. 

Después de superar muchas adversidades, muchas las resumo al inicio del libro, me dí cuenta que mi propósito era ayudar a otras personas que han pasado por lo mismo o situaciones similares a las mías. 

Una persona con carrera, con estudios, puede decirte la manera o el protocolo a seguir que le han enseñado, para ayudarte en tu situación. Pero quizás esa persona nunca a pasado por eso, no ha obtenido RESULTADOS. Por eso decidí escribir mis libros y hacer terapias, para ayudarte, yo tengo RESULTADOS. 



En este post de hoy quiero hablarte de la perfección y que mejor manera de empezar que preguntarte,

¿Qué es ser perfecto?

La perfección en si, realmente no existe o no tiene una definición como tal. Lo que para mi es perfecto, quizás para ti no lo es. Es en este momento dónde entran los conflictos, ya que el concepto de la perfección se crea a través de nuestras creencias y vivencias. Entonces, cuando quieres ser perfecto, solo actúas bajo tus creencias, intentas hacerlo de la mejor manera posible pero te das cuenta que realmente no eres perfecto o perfecta, porqué los demás no lo sienten así, tienen otro concepto muy distinto, o quizás ya te veían perfecta desde un inicio.

Creo que la perfección es ser uno mismo, siempre puedes moldear aspectos para sentirte mejor si no te gustan, pero lo mejor es poder ser tú, sin juicios hacía ti , sin miedos a nos ser aceptado o aceptada tal y como eres. Porqué no hay nada más perfecto que el ser uno mismo. 

Siempre puedes comprometerte más contigo mismo, siempre puedes volverte más constante, no dejar las cosas para después, superarte día a día en lo que te propongas, pero eso no es ser perfecto, eso es tener un propósito, conseguir lo que amas de verdad, eso es tener amor por uno mismo.

Así que mi conclusión basado en mi experiencia es, se tu mismo/a, disfruta de cada instante, modifica todo aquello que A TI no te haga sentir cómodo o te limite y en vez de perder el tiempo siendo perfecto, inviértelo en cosas que te hagan verdaderamente feliz. En ese momento sabrás encontrar la perfección.



Cómo puedes ver, hay muchas personas que ya lo están leyendo y compartiendo con su entorno lo aprendido. Son muchas las personas que están empezando el cambio tan ansiado y que necesitaban.

Tengo lectoras y lectores de todas las edades, géneros y países, y todos te pueden decir lo mismo. Es un libro que funciona y que tienes que leer una vez en la vida. 

Si quieres saber más solo tienes que leerlo. No pierdes nada por probar. No dejes que tu subconsciente te saboree. 


TU CAMBIO EMPIEZA HOY 

Category
Tags

Comments are closed